¿Cómo destrozar tus finanzas con deudas?

¿Cómo destrozar tus finanzas con deudas? Featured

¿Te parece conocido el siguiente perfil?: Un padre desea darle mayor comodidad a su familia y toma un crédito hipotecario, cuyo pago ocupa el 30 por ciento de su ingreso. Después, se endeuda con tiendas departamentales para habitar la nueva vivienda, y la erogación mensual le quita otro 10 por ciento. Como ya tenía el compromiso de un auto que absorbía otro 10 por ciento, ahora batalla para salir con los gastos cotidianos de alimentación, colegiaturas, diversión, etc.

A partir de ese momento, las tarjetas empiezan a elevarse en sus saldos, porque es imposible liquidar más allá del mínimo requerido. El escenario de apuros económicos podría durar años y si bien va, con aumentos de sueldo, alcanzará a mantenerlo hasta salir del atolladero, pero si las cosas se complican con alguna enfermedad, pérdida de trabajo u otro crédito, el pronóstico es devastador.

En definitiva, las deudas alcanzan a ser catastróficas, porque cuando se exacerban los problemas económicos en casa, también se agudiza el conflicto de pareja y se desborda la queja de los hijos. A esas alturas, las salidas son dolorosas y puede llegar el momento de requerir deshacerse de activos con el fin de liquidar los créditos.

Lo curioso es que en la mayoría de los casos, las familias ni se dan cuenta de cómo se van hundiendo en compromisos de pago poco a poco y es por eso que debemos de llevar un control estricto de los pasivos, de manera independiente de los costos del mismo, porque los esquemas de “meses sin intereses” son en muchas ocasiones culpables de estos desbalances de flujo de efectivo.

La fórmula para saber qué tanto endeudarse (de ser necesario) es muy sencilla. Hay que revisar la capacidad de pago a través de un presupuesto. Es decir, determinar cuánto es posible pagar después de todos los compromisos.

Es evidente; hay que cuidar el costo del crédito y evitar caer en el de las tarjetas que tiende a ser excesivamente alto.

El endeudamiento es una fuente de recursos cuándo se carece de ellos y es inadecuado el sustentar el avance solo en este formato de apalancamiento.

Hay quienes viven perseguidos por los acreedores toda su vida productiva. Recordemos que las deudas son “desahorro” y es preferir el consumo presente por el futuro. Esto tiene como consecuencia carecer de los recursos necesarios a la hora del retiro.

Twitter y Facebook: @finanzasparami

000
Read 212 times
Rate this item
(0 votes)