¿Cómo andas en tu cuenta bancaria emocional?

¿Cómo andas en tu cuenta bancaria emocional? Featured

Siempre hablamos de pesos y centavos, pero ¿qué nos hace feliz en la vida? En una encuesta llevada a cabo entre Millennials, el 80 por ciento declaró que su meta era convertirse en rico y un 50 por ciento añadió la fama como un motivo de realización. Sin embargo, podrían estar equivocados.

Robert Waldinger es líder en Harvard del análisis de mayor amplitud en años aplicado a los mismos sujetos y asegura que los resultados no están vinculados con riqueza, fama, ni con trabajar mucho. El mensaje a lo largo de los 75 años de estudio es: “las buenas relaciones nos hacen felices y saludables”.

En una platica que puedes revisar en www.ted.com, Waldinger afirma que quienes cuentan con mayores vínculos sociales con la familia, amigos y comunidad, son felices, sanos y viven más. Por el contrario, experimentar soledad resulta ser tóxico; al aislarse son menos felices y susceptibles a recaídas de salud en la mediana edad, sus funciones cerebrales decaen en forma precipitada y viven menos en comparación con las personas acompañadas.

En otras palabras, Stphen Covey en su célebre libro “los 7 hábitos de la gente altamente efectiva”, recomienda crear lo que él llama “La cuenta bancaria emocional” la cual es una metáfora de la confianza incorporada a la relación. “Es el sentimiento de seguridad que tenemos respecto de otro ser humano”, dice.

Al aumentar los “depósitos” en dicha cuenta, mediante la cortesía, la bondad, la honestidad, sostenemos el compromiso y construimos una reserva. Incluso, puede apelarse a ese vínculo en caso de equivocaciones y esa “reserva emocional”, compensará la diferencia. Cuando la confianza es alta, la comunicación es fácil, instantánea y efectiva, señala Covey.

En contra partida, si existe la costumbre de mostrarse descortés e irrespetuoso, de traicionar, la “cuenta emocional” quedará al descubierto. El nivel de confianza será muy bajo.

Covey sugiere seis depósitos principales capaces de establecer una cuenta bancaria emocional: comprender al individuo; prestar atención a las pequeñas cosas; mantener los compromisos; aclarar las expectativas; demostrar integridad personal; y disculparse sinceramente.

En la plática que Waldinger ofrece en TED, termina con la cita de Mark Twain: "No hay tiempo, muy breve es la vida para disputas, disculpas, animosidades, pedidos de cuenta. Solo hay tiempo para amar, y solo un instante, por así decirlo, para eso".

Feliz Navidad y próspero 2017.

Twitter y Facebook: @finanzasparami

000
Read 1398 times
Rate this item
(0 votes)