¿Cuál es el reto del empresario en retiro?

¿Cuál es el reto del empresario en retiro? Featured

El reto de la jubilación es diferente para todos; mientras algunos batallan en alcanzar un ingreso suficiente para mantenerse en esa etapa de la vida, otros gozan de una gran cantidad de recursos, pero con otra problemática, porque son separados de su rutina y luchan con su familia por el control de su empresa, al grado del total rompimiento.

Hay una idea preconcebida de que la vejez provoca ineficiencia en la gestión del negocio y no necesariamente es cierto. Sin embargo, seguramente se encontrará con la presión de los descendientes para que abandone sus funciones. Es muy difícil sentar en la mecedora a una persona con más de 40 años de trabajo y estrés.

Podemos tipificar el estilo del retiro en cinco posibilidades con serias implicaciones para la compañía, la familia y él mismo.

1.- Monarca. La renuncia es aparente y mantiene el control; así tenga 90 años y sus hijos 60. Llega a tanto, que también decide sobre la vida del clan con la amenaza de desheredar si lo ignoran. Cuando son fortunas cuantiosas el poder es desmedido.

Bajo este enfoque, la jubilación realmente no existe y crea una problemática sería en el negocio, además de resentimientos y peleas familiares.

2.- General. Es quien sale de la compañía con regresos momentáneos a lo largo del tiempo. Incomoda a los líderes y genera confusión entre los mandos medios porque reciben ordenes contradictorias.

Si bien es una figura complicada y mete en aprietos al equipo, si se canaliza en forma adecuada puede ser una actividad parcial ayudando con límites establecidos.

3.- Embajador. Esta es una opción mucho más efectiva porque acepta el retiro para disfrutar de hobbies que no había podido realizar por el exceso de trabajo y solo aparece para asesorar a sus descendientes, aprovechando su experiencia. En este caso, hay una banda de acción que va desde la participación como presidente del consejo, hasta las consultas ocasionales con sus hijos en casa.

4.- Gobernador. Sería la típica jubilación, en donde desaparece por completo confiando en la nueva generación y únicamente espera que lleguen los dividendos.

5.- El emprendedor. Es frecuente que quien deja la compañía tenga un sueño por cumplir e iniciar un negocio, tal vez desde una perspectiva diferente puede ser una buena salida, siempre y cuando cumpla con requerimiento mínimos de una estrategia económica. Significa que la jubilación queda atrás y seguirá laborando, pero con un enfoque creativo y renovado.

Twitter y Facebook: @finanzasparami

000
Read 292 times
Rate this item
(0 votes)