Toma de Decisiones

Toma de Decisiones (30)

Latest News

Planea en 4 pasos el 2017

Miércoles, 28 Septiembre 2016 23:01 Written by

Estamos a punto de entrar al último trimestre y es hora de prepararnos para el 2017 con un ejercicio de planeación de nuestras finanzas personales. La invitación es ir más allá de los propósitos de año nuevo que regularmente no se cumplen a cabalidad y sentar las bases para administrar los recursos, con el fin de lograr bienestar y tranquilidad.

Les propongo los siguientes cuatro pasos a realizar en los próximos meses:

Primer paso: Definir los objetivos del 2017, sustentados en metas de mayor envergadura. Por ejemplo, si se busca adquirir una casa, un requerimiento podría ser reunir la cantidad necesaria para el enganche.

Este ejercicio es un arranque muy importante, al dar los “porque” de la administración, debe hacerse a plena conciencia y, en el contexto familiar, involucrar a la pareja. No se trata de una carta a Santa Claus, sino de tener propósitos realistas en lo individual y viables, en función de la mezcla de cosas que se quieren alcanzar.

Segundo paso: Hacer un diagnóstico de la estructura del gasto actual. La sugerencia es que en un hoja de electrónica se clasifiquen las erogaciones por conceptos genéricos para saber hacia dónde se está yendo el dinero.

Hay que ser lo más preciso posible y honesto consigo mismo. Es útil hacerlo para un año típico, distribuyendo los montos en los meses correspondientes, para tener claro los compromisos monetarios que se tienen en cada periodo.

Tercer Paso: Armar un presupuesto para todo el 2017, con base en la combinación de los dos puntos anteriores; es decir, introducir los objetivos en la estructura de gastos y destino de los ingresos. Ello implica, con seguridad, modificar patrones de consumo que nos conduzcan a realizar un esfuerzo.

También significa darnos cuenta de que algunos objetivos no se cumplen con los ingresos y quedarían tres opciones obvias: postergarlos, redefinir prioridades o buscar otras entradas de dinero.

Cuarto Paso: determinar acciones concretas para alcanzar los deseos establecidos. Este último eslabón nos obliga a poner en la agenda cosas específicas por hacer, que pueden ir desde investigar precios; averiguar qué institución es la adecuada para situar el ahorro; la estrategia para cambiar de empleo; o el plan de negocio para emprender.

Como se observa, estos pasos que parecen simples, llevan un buen de trabajo en horas y disposición, por eso es prudente elaborarlos a lo largo de los próximos tres meses para iniciar el 2017 a todo vapor.

Twitter y Facebook: @finanzasparami

¿Cómo elegir la mejor universidad?

Miércoles, 28 Septiembre 2016 22:57 Written by

Cuando uno piensa en los hijos, regularmente se viene a la mente que la herencia son los estudios, pero según encuestas realizadas por universidades, los jóvenes eligen la institución considerando razones nada relacionadas con el nivel académico como lo “bonito” de las instalaciones o el ambiente “cool” de los alumnos.

Es muy importante la elección de la universidad, porque implica el uso de recursos que llegan a ser superiores al millón de pesos, un probable financiamiento y, lo más significativo, la carrera que los acompañará el resto de sus vidas.

Pues bien, ahora los invito a reflexionar sobre parámetros que podríamos utilizar para afinar la decisión de nivel licenciatura o postgrado.

1.- Programa académico. Habría de preguntarse si es la mejor institución a la que se tiene acceso en términos de reconocimiento sobre la especialidad que se desea estudiar, si el enfoque es el adecuado en función del área en donde quiere ocupar.

2.- Prestigio institucional. ¿Qué creen que piense el empleador al ver el nombre de la escuela en el currículum? De hecho, en algunas empresas desechan candidatos solo por esa razón. Esto genera, de entrada, una predisposición de si el prospecto es bueno o malo.

3.- Profesores. ¿Quiénes imparten las clases? Saber si tienen experiencia en el campo, si destacan en su especialidad como investigadores o vida laboral.

4.- Éxito de los egresados. ¿En dónde trabajan? Ellos serán los principales promotores y podrían darle una oportunidad a quienes están saliendo.

5.- Innovación en términos tecnológicos o lanzamiento de nuevas carreras que requiere el mercado.

6.- Enfoque de empleabilidad. Diseño de programas de prácticas empresariales, o vinculación con compañías. Maestros que son ejecutivos y le dan un dirección pragmática a su materia.

7.- Costo y financiamiento. Es el tipo de resoluciones que tienen que ver con el dicho de “lo barato sale caro”. Es decir, se debe de considerar la erogación pero tomando en cuenta la “rentabilidad” del servicio. Por eso es conveniente analizar las opciones en función del recurso y los resultados esperados.

Parece extraño el hablar de este tema cuando recién ya iniciaron las clases de la mayoría de las instituciones educativas, empero es una decisión que ha de llevarse a cabo al menos un año antes, para hacer un sondeo serio, pues será una de las herramientas para alcanzar los sueños y la realización.

Twitter y Facebook: @finanzasparami

¿Paradoja de la elección o del conocimiento?

Miércoles, 10 Agosto 2016 23:00 Written by

Me niego a resignarme a que alguien sea infeliz ante las innumerables alternativas de elección en la vida cotidiana, como afirma Barry Schwartz, psicólogo social, en su libro The Paradox of Choice. Creo que, en todo caso, se trata de usar la metodología correcta para tomar decisiones.

Lo anterior es relevante para nuestras finanzas, porque si en algo se han distinguido los mercados es en presentar una gama excesiva de opciones de inversión, además de las posibilidades infinitas de compras de productos con características muy variadas. Según los estudios elaborados por Schwartz las consecuencias de este fenómeno son: mayor dificultad para elegir; parálisis en la resolución y una menor satisfacción.

En principio, aceptemos que una de las peculiaridades del mundo moderno es vivir con una bastedad de alternativas, producto de una revolución de la comunicación, la tecnología y de la integración con todo el orbe.

Es imposible aislarse de esa realidad; omitir su existencia significa hacer una toma de decisiones sin conocer los riesgos en los cuales se está incurriendo. Esta claro que el costo de oportunidad existe aun cuando evitemos medirlo.

En efecto, un resultado de todo el bombardeo de información es la duda de si estamos haciendo lo correcto y por eso requerimos una metodología. De inicio, veo tres opciones:

1.- Seguir la sugerencia de Barry Schwartz y elegir en función de quedar satisfecho en lugar de “maximizar” las alternativas. Puesto en un ejemplo de finanzas personales, sería como alcanzar un rendimiento de inversión que le haga sentir bien y no necesariamente el mayor.

2.- Tener una metodología detallada en donde se elija en función de los beneficios y riesgos de cada alternativa, además de sus posibilidades de ocurrencia. Lo cual sería una manera científica de hacerlo, pero la incertidumbre continúa.

3.- Utilizar el método de descarte, combinado con un buen análisis. En general estamos educados bajo el paradigma de que debemos acertar con base en un conocimiento profundo de un tema; sin embargo, en la realidad podemos ser eficientes si vamos eliminando opciones, dependiendo de gustos, preferencias o predisposiciones al riesgo. Así reduciríamos en forma considerable la gama de posibilidades y sobre lo que quede, aplicar ahora sí una investigación seria.

En la medida en que la resolución sea importante para nuestro presupuesto y futuro familiar es justificable hacer un esfuerzo para lograr lo mejor.

Twitter y Facebook: @finanzasparami

Un verano ardiente para las finanzas personales

Lunes, 27 Junio 2016 21:56 Written by

Si hubiera un “clima financiero”, bien podríamos hablar de un verano con temperaturas a niveles históricos. Convive, por un lado, las expectativas negativas sobre la economía con ofertas propias de la temporada. Más que nunca, seamos analíticos en las decisiones familiares de corto plazo.

Por una parte, el Brexit da una zarandeada a la economía nacional y, por supuesto, a las finanzas personales, dado el impacto en el tipo de cambio, los precios, tasas de interés y la bolsa. Ya el Secretario de Hacienda anunció un nuevo recorte del gasto público y falta ver que posición toma el Banco de la Reserva Federal de Estados Unidos. Además, esta el fantasma del posible triunfo de Donald Trump que implica una mala perspectiva para México.

En contrapartida, hallaras una infinidad de ofertas en las tiendas departamentales por cambio de temporada, además de las concebidas opciones de meses sin intereses a través de las tarjetas de crédito. De hecho, podrán encontrarse precios que no tienen asimilada el alza del dólar lo cual dará la sensación de “barato”. Si ha esto se suma las vacaciones escolares resulta en una gran tentación para los bolsillos. Habría de tenerse cuidado de evitar justificar el salirse de presupuesto.

En principio un concepto básico es que gastar menos por un artículo no necesariamente es un ahorro. Tendrían que darse dos elementos adicionales; primero, que la compra se iba a realizar de cualquier manera; es decir, la oferta te dejó un remanente y, en segunda instancia, estás dispuesto a invertirlo en algún instrumento financiero.

Estudios demuestra que los viajes son uno de los destinos del dinero con mayor generación de satisfacción, porque significan una experiencia y se disfruta, antes, durante y después de haberlos realizado; empero, debe ser bien ponderado en términos de la capacidad de pago.

Las vacaciones son el tipo de erogación que es conveniente presupuestar. Endeudarse para salir resulta inadecuado y facilita que el viaje se salga de las posibilidades reales. Incluso el esquema de “meses sin intereses” es peligroso porque bajo la excusa de “cero costo de financiamiento” se comprometería el flujo futuro y podría desembocar en un crédito vía tarjetas en forma posterior.

Perdón por lo aguafiestas, pero al pasar las vacaciones viene la temporada de cuotas escolares con su consecuente salida de recursos.

Habiendo tomado en cuenta pros y contras de este verano, disfrutémoslo con prudencia.

Twitter y Facebook: @finanzasparami

Popular News

Aun cuando es usual preguntarle a los niños sus sueños…
En el marco de la semana del emprendedor es importante…
Cuando uno piensa en los hijos, regularmente se viene a…
Estamos a punto de entrar al último trimestre y es…

Inclusión financiera ¿para bien o para mal?

Miércoles, 22 Junio 2016 22:07 Written by

La inclusión financiera se ha convertido en un objetivo primordial y debemos aceptar que hay avances significativos; sin embargo, esta todavía muy lejos del nivel óptimo, además del riesgo que implica un mayor acceso a los servicios con una alto desconocimiento de cómo funcionan.

Recientemente, el INEGI y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, publicaron la encuesta Nacional de Inclusión Financiera que arroja información valiosa para reflexionar sobre nuestra propia economía. Si quieres revisar los datos a detalle entra a http://www.cnbv.gob.mx/Inclusión/Paginas/Encuestas.aspx

El progreso se ve claramente, pues el número de personas adultas con al menos un instrumento pasó de 32 por ciento en 2012 a 44 por ciento en 2015. No obstante, desde otra perspectiva, ni siquiera la mitad de la población tiene acceso a este tipo de opciones, sabiendo de antemano que la mejora de las finanzas familiares está ligada a la posibilidad de interactuar con bancos y otras instituciones del ramo.

Si nos vamos a conceptos más específicos, nos queda esta misma sensación de avance insuficiente. La penetración del ahorro institucional se situó el año pasado en 44 por ciento; el crédito en 29 por ciento; los seguros en 25 por ciento y el retiro en 41 por ciento.

Un factor que a todas luces a generado esta alza en la inclusión es el pago de los salarios a través de tarjetas de débito que permiten “bancarizar” a las familias. Empero, esto contrasta con el incremento de la cartera vencida del rubro de crédito de nómina; es decir, el acceso está muy lejos de garantizar que las personas sepan utilizar las herramientas con prudencia.

Un dato preocupante son los 11 millones de exusuarios de servicios bancarios y la razón principal son los ingresos insuficientes, que también nos habla del aumento de la pobreza que se convierte en un circulo vicioso porque de nada sirven la nueva tecnología e infraestructura, si los mexicanos carece de dinero para utilizarlas.

Faltaría espacio para enumerar todos los ejemplos de falta de conocimiento del mercado, pero basta decir que la gran mayoría deja de comparar las opciones financieras para tomar decisiones o un 75 por ciento no sabe sobre la cobertura del IPAB en las cuentas bancarias, o el 63.4 por ciento lleva un registro mental de sus gastos, entre otras muchas características.

En el marco de la Política Nacional de Inclusión Financiera que se dio a conocer en días pasados es imprescindible poner énfasis en la educación, pues de otra manera podría ser contraproducente.

Twitter y Facebook: @finanzasparami

Incertidumbre en las finanzas personales

Lunes, 20 Junio 2016 23:23 Written by

Aun cuando seas muy ordenado, previsor y analítico, siempre habrá eventos que te cambien toda la planeación; vivimos en un mundo con extremos y alta variabilidad. Hoy vemos cómo suceden crisis en diferentes países, cambios políticos y decisiones que conducen a una economía impredecible. Si es difícil pronosticar las próximas semanas, mucho más complejo el quererlo hacer en un horizonte de 5 ó 10 años.

Hemos sido testigos de cómo el peso se aprecia o deprecia a diario con una tremenda facilidad; vaivenes en la Bolsa Mexicana de Valores; bandazos sobre las expectativas de crecimiento económico; incertidumbre en el comportamiento en las tasas de interés. Ahora la volatilidad se convierte en el nombre del juego para la toma de decisiones personales.

Hay quien podría cometer el error de pensar que ante tal escenario es justificable dejarse llevar y olvidarse de la planeación; sin embargo, el ingrediente fundamental en las finanzas personales es el conservar márgenes de maniobra. Permíteme darte algunos elementos al respecto.

1.- Prevención. Cómo los negocios presentan grandes cambios de tendencia es primordial el tener como premisa contar con fondos de contingencia y estar viendo hacia el mercado para detectar nuevas oportunidades de trabajo o emprendimiento.

Dentro del concepto de prevención no hay que perder de vista una buena elección de seguros que facilite sortear algún tipo de evento catastrófico.

2.- Portafolio diversificado con una mezcla que permita contrarrestar efectos negativos en algunas alternativas de inversión, de tal manera que al promediar el rendimiento se mantenga en un buen nivel.

Debemos ser cuidadosos y no confundir la diversificación con “tener un poco de todo”, sino buscar diluir caídas. Por ejemplo, poseer un bien raíz puede elevar su plusvalía ante aumentos en el dólar, mientras el mercado accionario resiente una caída.

3.- Mesura en operaciones de alto riesgo. Cuando la economía en general está en un boom, hay forma de reponer recursos perdidos o lanzar una idea descabellada con un mercado que tiene recursos, pero en un momento en donde existe una enorme volatilidad es preferible ser precavidos.

En este terreno, también entrarían decisiones como un cambio de trabajo, tomar créditos de largo plazo, entre otras opciones familiares.

En síntesis, lejos de estar impávidos viendo como se mueven las cosas de manera inesperada es mejor ser ordenado, previsor y analítico, con el fin de sobrellevar estos nuevos tiempos de incertidumbre.

Twitter y Facebook: @finanzasparami

Millennial valiente: ”¡Me independizo!”

Miércoles, 15 Junio 2016 22:31 Written by

He hablado en este espacio de los NINIS y también sobre la problemática que enfrentan los Millennials; ahora, con el día de padre cerca, abordaré el reto de la independencia de los hijos, que han tomado la decisión valiente de dejar el subsidio para dirigir su propio rumbo.

Algo que escapa de la lógica financiera es el deseo de superación y el efecto positivo de empoderarse para sentirse responsable de su propia vida. No hay nada mejor que la necesidad para impulsar el avance de las personas y las naciones.

Este ánimo de independencia debe de partir de tener un ingreso suficiente para sufragar los gastos cotidianos; sin embargo, habría que tener algunas otras consideraciones.

El primer reto a vencer es evitar caer en el influjo de “lo puedo pagar” y rentar un departamento ostentoso, porque podría ser un sueño efímero, en la medida en que el patrimonio se vea afectado.

Por eso, es fundamental hacer un presupuesto de lo que implica la independencia. Sitúar primero los gastos imprescindibles, como serían despensa, comidas fuera, transporte, telefonía, internet, luz, gas, agua, ayuda doméstica y, por supuesto, divesión. Es recomendable incluir un ahorro mínimo, al menos como “Colchón” para contingencias. Es decir, lo que se erogaría en forma normal sin el apoyo de los papás.

Ya con el cálculo de gastos mensuales, es posible determinar cuál sería la cantidad máxima que se tiene disponible para la renta y con base en ese monto buscar el departamento adecuado.

Cuando se trata de rentar, lo más fácil es pensar en las características necesarias para la fiesta, lo cual es válido, pero sugiero hacer un listado de elementos básicos a cumplir, como ubicación y dimensiones.

Deben de considerar el requerimiento de amueblar el departamento y ello implica gastar algún ahorro o cargarlo a la tarjeta de crédito, que a final de cuentas reduce el flujo de efectivo por el pago de la misma.

Es conveniente evaluar la invitación a “roommate” para bajar los gastos; nada más pensarlo dos veces.

Tenemos grabado el prototipo de la serie de televisión “Friends” en donde todo es gracioso y divertido, plagado de aventura y emoción, pero si se va a vivir con alguien, debe estar claro que la convivencia será diaria, porque “podría resultar peor el remedio que la enfermedad”.

Aún cuando hay que hacer un esfuerzo y una buena planeación para tomar esta trascendente decisión; no hay mayor satisfacción que la independencia.

Twitter y Facebook: @finanzasparami

¿De qué sirve la voluntad en las finanzas personales?

Jueves, 26 Mayo 2016 13:01 Written by

Hay una combinación devastadora para la administración personal pues hay quienes dejan todo para después; tienen desordenada su información; gastan en forma compulsiva y, por si fuera poco, no se miden con sus tarjetas de crédito. Bajo ese escenario, la crisis llegará en la medida en que el ingreso sea insuficiente para mantener el ritmo. Es imperativo detener ese comportamiento y para ello se requiere un cambio radical.

Según Enrique Rojas en su libro La Conquista de la Voluntad, esta última es tan relevante como la inteligencia. Es decir, en el ámbito de las finanzas familiares, de nada serviría conocer cómo se comportan los mercados o contar con buena información, si carecemos de la voluntad para hacer lo correcto con nuestro dinero.

Agrega Rojas , los dos ingredientes más importantes para poner la voluntad en marcha es la motivación y la ilusión. “La primera arrastra con su fuerza hacia el porvenir; la segunda es la alegría de llevar los argumentos de la existencia hasta el final.”

En términos financieros, el primer paso es tener claro el “porque” de hacer el esfuerzo. La motivación puede venir desde el simple hecho de dejar atrás los problemas de dinero o bien, buscar una mejor perspectiva para la familia en relación al estándar de vida. La ilusión es, en buena medida, imaginar el estado que se quiere alcanzar y “sentirlo” para convertir esa fuerza en mejoramiento de la administración personal.

La advertencia lógica es que la voluntad inicial vale poco si no hay constancia, pues de nada sirve hacerlo una sola vez. Es efectiva, siempre y cuando, incorporemos el esfuerzo a la cotidianidad y se convierta en parte nuestra, para que llegue a ser una costumbre.

A decir de Rojas, otro elemento para educar la voluntad, además de la motivación e ilusión es el orden que viene a ser el hacer las cosas en función de una estrategia preestablecida y ceñirse a ella.

Acciones, como revisar todos los meses los estados de cuenta, evaluar el presupuesto, verificar el rendimiento del ahorro, programar los gastos del próximo periodo o simplemente dialogar con la pareja sobre el nivel de erogaciones, son aspectos que deben hacerse permanentes.

Estudios han demostrado que los individuos que logran sobreponerse a los impulsos de disfrute inmediato, son quienes tienen mayor posibilidad de alcanzar riqueza patrimonial.

Pongamos a trabajar la voluntad.

Twitter y Facebook:@finanzasparami