Lunes, 10 Octubre 2016 22:26

Talento, la crisis que viene

¿Qué le sugeriría a los niños de hoy para hacerse valer en el entorno del empleo que les tocará vivir? Las condiciones laborales para los llamados nativos digitales será diametralmente diferente a las anteriores. Recomendaban los bisabuelos: “estudien una carrera”; los abuelos: “hagan una maestría”; los padres: “aprendan otros idiomas”, ¿qué decirles ahora?.

Una investigación de McKinsey & Company, titulada “The World at work: Jobs, pay, and skills for 3.5 billion people”, señala que después del boom de mano de obra barata a través del esquema maquilador, se prevé una demanda de trabajadores con alta calificación creciendo a mayor rapidez que la oferta.

El informe prevé que para 2020, en la economía mundial habrá de 38 a 40 millones de personas menos con educación universitaria o postgrado, generando una brecha faltante de 13 por ciento sobre los requerimientos de este tipo de actividad. Por el contrario, estiman que existirán de 90 a 95 millones más de trabajadores con baja calificación, provocando un 11 por ciento de exceso de oferta.

Así mismo, el envejecimiento de la población ya presiona a que las compañías empleen a personas de mayor edad, que de manera regular no participan en la fuerza laboral.

La conclusión es que en las dos décadas siguientes es probable que a nivel internacional se tengan demasiados trabajadores sin habilidades y batallen en conseguir una ocupación a tiempo completo.

Las empresas que operan con esa escasez de talento deberán construir estrategias para la contratación, retención y formación de los empleados. Esto incluirá la inclusión de la mujer y personas de mayor edad. También aumentarían de manera significativa sus actividades en sistemas de capacitación hacia sus trabajadores.

En la investigación falta precisar cuáles son esas habilidades o preparación que es conveniente tener, pues vemos, por otra parte, en México una saturación de carreras en donde los jóvenes están terminando sus estudios sin encontrar ocupación en lo que se especializaron.

Los requerimientos laborales se están transformando tan rápido, que las universidades deberán plantear modelos educativos diferentes porque ya no se acoplan a una realidad siempre en movimiento por los avances tecnológicos.

Tal vez, algo que le podríamos sugerir a los niños de hoy es “acostúmbrate al cambio” y “aprende a reaprender velozmente”.

Este es un tema que da para más y vale la pena continuarlo en este espacio en la próxima entrega.

Twitter y Facebook: @finanzasprami

Published in Diversos

Carlos Slim ha venido insistiendo en la propuesta de modificar la semana laboral a tres horas diarias, seis días a la semana, pero que a cambio se acepte una jubilación a los 75 años. La idea, que en principio suena descabellada, podría llegar a ser un hecho por las condiciones del mercado.

Los avances tecnológicos y de comunicación transforman el entorno en el cual se trabaja y aun cuando hay elementos muy positivos, también existen otros que afectan en forma seria la planeación de las finanzas personales por parte de los ingresos.

Hace pocas décadas, la innovación traía aparejada un crecimiento de la producción y, por tanto, del empleo; hoy ya no necesariamente es cierto. Así lo manifiesta Jaron Lanier, pionero en la realidad virtual y autor del libro “Who Owns the Future”, en donde además señala que las oportunidades se reducen de manera drástica.

Hoy ya sabemos que Napster, YouTube, y Spotyfy modificaron el modelo de trabajo de la industria de la música; Uber, el transporte; y Amazon la comercialización, por mencionar algunos casos evidentes. Con esto, plazas han desaparecido y otras surgen como consecuencia de los nuevos rumbos.

La tendencia continuará con fenómenos tales como la robótica, la impresión 3D, la realidad virtual, la automatización de los vehículos, entre muchos que desconocemos. Esto amenaza con alterar dramáticamente la forma en que trabajamos.

El exceso de jóvenes de hoy se convertirá en una mayoría de ancianos al pasar el tiempo, por lo cual las compañías que ahora se rehúsan a contratar personas de la tercera edad, cambiarán sus preferencias.

En términos financieros, los esquemas de jubilación con recursos propios conducen a que no existirá un patrimonio suficiente y la gente se verá forzada a seguir ocupada, provocando un retiro a edades elevadas.

La cultura empresarial va encaminada a una mayor flexibilidad laboral con esquemas de “home office”. Viene una generación de nativos digitales, con facilidad tecnológica y tiempo perdido por los traslados. Pronto será una práctica común en las empresas.

Slim sostiene que las percepciones serán las mismas, pero esto dependería de la productividad y de la posible sobre oferta de mano de obra que haga reducir el salario.

Hay que tener la mente abierta y una alta capacidad de adaptación ante las nuevas condiciones laborales y prepararse para esta tendencia.

Twitter y Facebook: @finanzasparami

Published in Retiro

Hemos hablando en este espacio sobre la posibilidad de elevar los ingresos a través de un negocio; pues bien, hay otra alternativa y es convertirse en un intrapreneur, que significa emprender dentro del ámbito de una organización. Es decir, es un cambio de mentalidad importante porque en estricto rigor se deja de ser un “simple” empleado.

No se trata de un status legal o de renunciar a las prestaciones, sino una forma de interactuar diferente que revitaliza el trabajo cotidiano. El impacto a mediano plazo es la efectividad que debe traducirse en mayores ingresos dentro de la compañía o fuera de ella con alguien que lo valore. ¿En qué consiste?

1.- Enfoque de servicio: como en una empresa la atención es básica y trasciende al mercado para pensar en los clientes internos. El punto fundamental sería ¿Por qué comprarían mi producto? Se puede manejar incluso una diferenciación en términos de los compañeros de trabajo ¿Cuáles la ventaja competitiva con respecto a los demás?

2.- Decisiones empresariales. Con regularidad, los empleados piensan en función de sus propios intereses, pero no en los del dueño. Ponerse en los zapatos de los accionistas es muy útil, con un simple cuestionamiento ¿Si fuera mi negocio haría lo mismo?

3.- El ingreso depende de la productividad. También con frecuencia se habla del sueldo como un tema de “justicia”, cuando debe verse en términos de aportación y, sobre todo de rentabilidad. Es similar al adquirir un artículo, y preguntarse si el precio está acorde con lo ofrecido. En la medida en que así sea, es factible solicitar un aumento de sueldo.

4.- Cuidar al cliente. Al igual que cualquier proveedor es posible comprarle más o dejar de hacerlo. El riesgo siempre está presente aun cuando existe el costo de la liquidación, tarde o temprano se deshacen de los malos trabajadores. Por eso es imprescindible cuidar la actitud.

5.- Factor de cambio. Un intrapreneur, por muy pequeña que sea su posición, puede ayudar a grandes transformaciones dentro de la compañía con una dirección de servicio al cliente externo e interno. Este tipo de mentalidad suele ser inspiradora y provoca un efecto en cadena positivo.

La propuesta es modificar el punto de referencia con el cual se desarrollan las actividades diarias; tomar responsabilidad sobre el resultado para hacer interesante lo que hacemos y obtener una rentabilidad superior que apoye a nuestras finanzas.

Twitter y Facebook: @finanzasparami

Published in Toma de Decisiones

Hay quienes tienen el sueño de ser sus propios jefes o, simplemente, las dificultades del entorno laboral obligan a pensar en establecer un negocio, pero resulta que no se tiene esa vocación emprendedora caracterizada por la innovación y la toma de riesgo; pues bien, hay esquemas en donde podrías participar.

Quienes inician negocios tienen por lo regular una personalidad muy especial, porque enfocan su atención primordialmente al producto o servicio que desean poner en el mercado; además, gozan de un excesivo optimismo, que si bien es el motor de su audacia, también nubla sus decisiones. En ese contexto, son muy valiosos los socios para aportar un balance que permita alcanzar el éxito de la nueva compañía.

Es decir, para establecer un negocio no es necesario contar con una gran idea, sino ligarse con alguien que la tenga y requiera un socio para convertirla en éxito. El esquema es de participación en lugar de ser empleado, porque una característica de los que empiezan es por lo regular la carencia de recursos. Incluso, la aportación podría ser de trabajo a cuenta de un porcentaje de la empresa.

La creatividad por si sola no garantiza obtener los resultados deseados y se requiere una contraparte con una visión. Esta probado que son necesarias al menos tres personas con diferentes enfoques en la organización. Una preocupada por el producto o servicio; otra orientada a satisfacer al mercado y uno más destinada a las finanzas. Podría haber una adicional con una tarea de administrar y coordinar. ¿En cuál encajas tú?

Si se cuenta con capital, también es posible tomar una buena idea de un emprendedor y ser quien la apoye con dinero a cambio de una parte accionaria. En este sentido te es  útil un plática reciente en TED, la cual pongo a tu disposición en www.finanzasparami.com en la sección de videos. Habla sobre los factores del éxito de las startups

La labor de alguien que carece de habilidad emprendedora suele ser una mentalidad objetiva en términos de diagnóstico. Esto permite determinar si el diseño del negocio se está haciendo en forma correcta. Adicionalmente, puede poner en orden las “ocurrencias” para convertirlas en realidad.

Otra alternativa para convertirte en empresario sería a través de la compra de una franquicia, la cual tiene otros retos que vale la pena tocar con más detalle en la próxima colaboración.

Twitter y Facebook: @finanzasparami

Published in Diversos

Encuestas demuestran que un gran porcentaje de personas están inconformes con sus labores diarias. Ello implica frustración y seguramente una baja productividad, lo cual lleva a la posibilidad de un ajuste por parte de la compañía; en pocas palabras, es una crónica de un desempleo anunciado.

Si bien no estamos en una crisis económica, sí hay un bono poblacional que eleva la oferta de trabajadores y genera una tremenda competencia por las plazas existentes. Bajo esas circunstancias, conviene elaborar un plan para evitar dañar las finanzas familiares.

Primero hay que hacer cuestionamientos básicos, como si puedes hacer tu actividad más interesante o rentable; realizar nuevos proyectos; o aspirar a otros puestos. Es decir, explorar la opción de hacer funcionar lo que se tiene para revertir la tendencia del despido.

Es bueno buscar trabajo antes de perderlo, con la intención de contrarrestar un desbalance financiero. Incluso, tener un desenvolvimiento adecuado ayuda a que se den referencias y te apoyen si encuentras otro empleo

Si la razón para el cambio es la inconformidad salarial, lo recomendable es verificar si en el mercado el ingreso deseado es factible, porque es un hecho que los salarios reales se han venido moviendo lento por la sobreoferta de trabajadores. Esto también depende de la zona del país en donde se viva.

Dentro del plan habrá de contemplarse contar con un “colchón” de soporte financiero para que en caso de un despido inesperado se tenga tiempo para buscar una plaza sin estar tan apurado. Ello implica bajar el nivel de gasto para subir el ahorro de corto plazo.

En caso de que exista un endeudamiento significativo con tarjetas y otro tipo de préstamos, es útil el ir solventándolos o intentar reestructurarlos a largo plazo.

En caso de mantener lo que tienes, pero en una situación de inconformidad, es momento de capacitarse en áreas que generen empleabilidad y mayores entradas de dinero.

Algo sobre lo cual debemos siempre reflexionar son las actitudes, ya sea si decides quedarte o ir a la caza de otra fuente de ingresos. Hay que vencer la timidez y la zona de confort para alcanzar un bienestar superior.

Hay acciones primordiales como hacer un buen resumen profesional, restablecer la red de contactos, entrar a las opciones de enlaces por la web como son Linkedin o la OCC, inscribirse en despachos de head hunters o bolsas de trabajo; y empezar a entrevistarse para tener la práctica de la comunicación.

Twitter y Facebook: @finanzasparami

Published in Toma de Decisiones

Las decisiones que afectan el patrimonio deben tomarse en función de un entorno económico actual y su perspectiva futura. Esto permite tener una idea de la probabilidad de éxito y los riesgos que se corren.

Hoy es sencillo tener una idea de qué está sucediendo; incluso, ahora el problema es el exceso de información. Iniciemos con estas cinco variables básicas.

1.- Inflación: nos da un punto de referencia del poder adquisitivo de nuestro dinero, pues esperaríamos que el sueldo y los ahorros fueran elevándose al menos en ese mismo porcentaje. Es un rubro que se ha podido controlar y en este momento es de 2.88 por ciento anual.

2.- Tipo de cambio: Da una idea de la volatilidad que existe en el mercado financiero y afecta al patrimonio por su posible influencia en la inflación o si las familias tienen gastos o deudas en moneda extranjera. En la actualidad se han observado alzas, llegando la cotización del dólar a niveles históricos. En general, los analistas esperan se mantenga alta por la expectativa de aumento en los réditos en Estados Unidos.

3.- Tasas de interés. Son un factor clave tanto para las inversiones, como para el crédito y una referencia obligada es Cetes en su emisión primaria, así como las decisiones del Banco de México de su tasa interbancaria. En particular son muy útiles los datos que proporciona dicho instituto sobre el costo de las tarjetas de crédito. Han estado bajas, pero se espera un repunte.

4.- Crecimiento. El producto interno bruto (PIB) es la variable que no da una idea del avance del país. Otras opciones podrían ser la inversión fija bruta o comportamiento específico por sectores. También vale la pena consultar en grado de desempleo. Los pronósticos se han revisado a la baja y espera un incremento moderado inferior al 3 por ciento.

5.- Bolsa. Aun cuando el mercado bursátil mexicano es muy pequeño, sirve como termómetro de las expectativas empresariales en los diferentes sectores. Además, al ser una alternativa importante de inversión es conveniente saber si vale la pena entrar para buscar mayores rendimientos. Por el momento, se ha registrado una alta volatilidad que implica mayor riesgo, pero llegan a presentarse buenas oportunidades.

Los sitios en donde se puede consultar esta información son: www.banxico.org.mx, www.inegi.org.mxy www.bmv.com

Los periódicos, sobre todo los especializados como El Financiero, son una fuente inagotable de mensajes que bien interpretados nos dan una idea de la perspectiva.

Twitter y Facebook: @finanzasparami

Published in Toma de Decisiones