Jueves, 19 Noviembre 2015 16:24

¿Quieres lanzarte de Freelance? ¿Es para ti?

Ser independiente, ser tu propio jefe, tal vez sea uno de los sueños más deseados de los profesionistas. Es fácil hacer una ilusión de la actividad de freelance, disponiendo de tu tiempo y ganando cantidades considerables de dinero. ¿Pero es así? ¿Es para todos?

Ser un especialista destacado en un área no es la única cualidad requerida para intentar instalar una consultoría. Es fundamental tomar en cuenta otros elementos vinculados con actitudes. Aquí expongo algunos que pueden ser el inicio de la reflexión.

1.- Espíritu emprendedor: Es crucial tener claro que estarías abandonando la comodidad de la quincena y eso impone un costo alternativo alto. En lugar de esperar que hagan tu depósito al banco habrá de buscar clientes, ofrecer la asesoría, llevarla a cabo y luego, lo difícil, cobrarles.

Es evidente que hay un mundo de oportunidades para aprovechar, pero deben de ser capturadas con un gran esfuerzo. Trasciende a sólo tener un catálogo de servicios, sino de entender las necesidades de los futuros clientes y tener ventajas sobre la competencia.

2.- Resistencia al fracaso: Una cualidad inherente a ser freelance es evitar doblegarse ante las negativas. Una buena parte de la labor es hacer propuestas y resignarse a que un buen número de ellas no se realicen.

3.- Orientado a los resultados: para tener éxito es importante el ofrecer soluciones concretas. Cuando uno hace labor de consultoría la medición va sobre rentabilidad; es decir, que signifique una reducción en costos; aumento de ventas; o cambio en procesos que conduzca a una mayor eficiencia y productividad.

4.- Capital de trabajo y buena administración: los ingresos son volátiles por naturaleza y por tanto para iniciar se requiere un recurso para sobrevivir los primeros meses. Además, es básico manejar bien las finanzas familiares para compaginarlas con la variabilidad de las entradas.

5.- Disciplina: Si de momento se labora en casa, se necesita orden con los horarios y el esfuerzo de promoción, prospección y toda la labor operativa. Por lo regular se empieza sin un equipo y hay que ser mensajero, sacar copias y cobrador. Es un mito que se trabaja menos.

6.- Networking. Un activo codiciado por los asesores es su red de contactos. Más allá de la publicidad que se pueda hacer, el contar con referencias directas de personas influyentes es la manera acertada de tener éxito.

¿Eres consultor? ¿qué otras cualidades crees que se requieran?

Twitter y Facebook: @finanzasparami

Published in Toma de Decisiones

Con frecuencia se habla del emprendimiento en forma muy romántica, pensando que basta contar con actitud y ganas de triunfar; sin embargo, en la realidad, hay una infinidad de nuevos negocios que cierran todos los años y pierden patrimonios familiares.

Más allá de disuadir, si conocemos los problemas inherentes al establecer una compañía en nuestro país, es factible el armar una estrategia adecuada e instrumentar esquemas de contingencia para sostener la viabilidad financiera.

La euforia es mala concejera y puede derivar en decisiones equivocadas. Es básico poner la cabeza en el congelador y armar un plan de negocios muy estructurado, porque en la mayoría de los casos se está jugando un patrimonio familiar que amenazaría también la estabilidad del hogar.

Después de pasar el burocratismo para cumplir todos los requerimientos, el segundo escoyo es la falta de financiamiento. La banca comercial carece de una vocación para correr riesgos y pide garantías que en muchas ocasiones no tiene el pequeño empresario. Menos están dispuestos a aceptar proyectos de innovación en donde implique una aventura de mercado.

La única posibilidad de acceder a fondos con mayor riesgo sería a través de los canales institucionales y son limitados.

En todo caso, una manera de hacerse de capital es por medio de fondos de inversión que están interesados mediante el concepto de “startup”, pero se dirigen primordialmente a las áreas de tecnología.

Además, habría de entenderse el mecanismo de capital de riesgo. Por lo regular tiene como finalidad vender la compañía después de cierto lapso, para recuperar el recurso con un determinado rendimiento; por lo cual, si uno quiere quedarse con él, podría no ser el mejor camino.

Una característica de los nuevos negocios es que requieren una maduración larga y en ocasiones la competencia es tan elevada que le falta el tiempo necesario al proyecto. Con la globalización, tiende a haber en todos los sectores un número reducido de grandes empresas con una alta influencia en el mercado y eso hace difícil el penetrar por los tamaños de escala.

La importación de una infinidad de artículos también desplaza esfuerzos productivos nacionales y si se quiere entrar como comercializador hay que estar muy al pendiente de los derechos de exclusividad y la posibilidad de entrada de sustitutos.

Obviamente hay otras barreras que habrán de ser analizadas; el optimismo debe ser aparejado con el análisis para conocer los riesgos que se incurren.

Twitter y Facebook: @finanzasparami

Published in Inversión
Jueves, 01 Octubre 2015 15:47

¿Qué debo analizar para emprender?

Lo que antes era una novedad se ha vuelto común; prácticamente todas las universidades del mundo buscan y promueven el emprendimiento de su alumnos y la razón es muy sencilla: no hay empleo para todos. Más aún, para quienes están desocupados o inconformes con sus ingresos se ha convertido en una opción de moda. ¿Pero es para todos?

Esto viene a colación porque el próximo lunes inicia la Semana Nacional del Emprendedor organizada por el INADEM organismo de reciente creación por parte del Gobierno de Peña Nieto (www.inadem.gob.mx). Para los interesados, el evento se llevará a cabo en la Ciudad de México y se puede consultar en semanadelemprendedor.gob.mx/.

Aunque parezca muy obvio, dejemos claro que el instalar un negocio no es una garantía de éxito y, por el contrario, el camino está lleno de vicisitudes; por eso, debe contarse con tres capacidades básicas:

1.-Vocación, que se traduce en pasión y entrega por lo que se hace. Es factible aguantar los problemas cotidianos a los cuales se enfrenta el emprendedor. Incluso da resistencia al fracaso para seguir insistiendo.

2.- Preparación, para llevar una administración saludable que permita desde un ángulo productivo y financiero ser viable a lo largo del tiempo.

3.- Capacidad de escucha del mercado, con la intención de saber si se transita por la ruta correcta, porque en definitiva, el único que tiene la razón es el cliente y eso permite tener un producto o servicio que cumple con los requerimientos.

Por supuesto, hay muchas cosas más que incluso ya he tratado en este espacio, pero en un acto de introspección es importante revisar cómo se anda en los tres elementos descritos.

En este marco, el participar en eventos como el que se presentará el próximo lunes o buscar el apoyo de los organismos públicos ayuda a aclarar la mente si es en la realidad lo suyo y, de ser así, iniciar con la mejor información posible.

El gobierno está lejos de solucionar todos los problemas inherentes de un negocio o eliminar el riesgo, pero al menos puede ser catalizador de las ideas. Al final de cuentas pagamos impuestos y es conveniente aprovechar los programas disponibles para el apoyo. Sin embargo, es una lástima que esta iniciativa se desarrolle únicamente en el DF y dejan fuera al resto del territorio nacional.

En la próxima entrega hablaremos de las dificultades para emprender y tener alternativas de solución para ello.

Twitter y Facebook: @finanzasparami

Published in Inversión

Hemos hablando en este espacio sobre la posibilidad de elevar los ingresos a través de un negocio; pues bien, hay otra alternativa y es convertirse en un intrapreneur, que significa emprender dentro del ámbito de una organización. Es decir, es un cambio de mentalidad importante porque en estricto rigor se deja de ser un “simple” empleado.

No se trata de un status legal o de renunciar a las prestaciones, sino una forma de interactuar diferente que revitaliza el trabajo cotidiano. El impacto a mediano plazo es la efectividad que debe traducirse en mayores ingresos dentro de la compañía o fuera de ella con alguien que lo valore. ¿En qué consiste?

1.- Enfoque de servicio: como en una empresa la atención es básica y trasciende al mercado para pensar en los clientes internos. El punto fundamental sería ¿Por qué comprarían mi producto? Se puede manejar incluso una diferenciación en términos de los compañeros de trabajo ¿Cuáles la ventaja competitiva con respecto a los demás?

2.- Decisiones empresariales. Con regularidad, los empleados piensan en función de sus propios intereses, pero no en los del dueño. Ponerse en los zapatos de los accionistas es muy útil, con un simple cuestionamiento ¿Si fuera mi negocio haría lo mismo?

3.- El ingreso depende de la productividad. También con frecuencia se habla del sueldo como un tema de “justicia”, cuando debe verse en términos de aportación y, sobre todo de rentabilidad. Es similar al adquirir un artículo, y preguntarse si el precio está acorde con lo ofrecido. En la medida en que así sea, es factible solicitar un aumento de sueldo.

4.- Cuidar al cliente. Al igual que cualquier proveedor es posible comprarle más o dejar de hacerlo. El riesgo siempre está presente aun cuando existe el costo de la liquidación, tarde o temprano se deshacen de los malos trabajadores. Por eso es imprescindible cuidar la actitud.

5.- Factor de cambio. Un intrapreneur, por muy pequeña que sea su posición, puede ayudar a grandes transformaciones dentro de la compañía con una dirección de servicio al cliente externo e interno. Este tipo de mentalidad suele ser inspiradora y provoca un efecto en cadena positivo.

La propuesta es modificar el punto de referencia con el cual se desarrollan las actividades diarias; tomar responsabilidad sobre el resultado para hacer interesante lo que hacemos y obtener una rentabilidad superior que apoye a nuestras finanzas.

Twitter y Facebook: @finanzasparami

Published in Toma de Decisiones

Para quienes desean tener la experiencia de emprender sin contar con ese espíritu de aventura que caracteriza a quienes les gusta innovar, hay posibilidades como las que habíamos comentado en este mismo espacio (www.finanzasparami.com); y las franquicias claramente son otra alternativa para lograrlo.

Como en cualquier inversión, el adquirir una franquicia tiene riesgos; sin embargo, cuenta con un respaldo que da mayor margen de maniobra en términos de operación y claro, con un costo asociado.

Debemos ser cuidadosos porque se ha dado un boom de este mecanismo y hay compañías medianamente rentables que venden licencias sin tener  la infraestructura para ello.

Veamos algunos elementos para analizar y tomar una buena decisión

1.- El giro. Por mucho que te apoyen con manuales y capacitación, es importante que sea afín a tus gustos y preferencias como inversionista, porque al final del día tú lo manejarás. Es deseable contar con un concepto claro, porque estás “apostando” a la aceptación del mercado.

2.- Los montos de inversión. Hay que evaluar en cada alternativa tres cantidades de dinero: el costo inicial de la franquicia; el recurso necesario para la instalación y el capital de trabajo que se requerirá mientras se tienen utilidades. Puede ser desde unos cuantos miles de pesos, hasta millones, dependiendo del negocio, valora en función de tus capacidades reales.

3.- El apoyo. La ventaja fundamental es el soporte que se le da al franquiciatario, por tanto hay que compararlo entre las diferentes opciones. Todo lo que sea de manuales, administración, capacitación, publicidad, etc.

4.- Las regalías. Son un punto básico, porque es lo que se debe de pagar como porcentaje de las ventas obtenidas.

5.- Los compromisos. Al ser un franquicia, se está entrando a una empresa estandarizada y se seguirán al pie de la letra las directrices indicadas. Además habrá contratos de compra de insumos y procedimientos específicos.

6.- Historia y solidez. Lo que se adquiere es un negocio con cierto nivel de éxito. Hay que revisarlo e investigar su experiencia.

7.- Costo de salida. Finalmente, saber las reglas para traspasar la franquicia por en caso de que desee deshacerse de ella. Esto también es una medición de riesgo.

Ten cuidado, porque las empresas que han tenido éxito buscan franquiciar; empero, no hay garantía y sobre todo porque algunos carecen de la práctica suficiente en este proceso.

Twitter y Facebook: @finanzasparami

Published in Inversión