Lunes, 18 Julio 2016 22:14

¿Cómo evitar que me defrauden?

Es legítimo y útil que las instituciones promuevan sus servicios para tomar decisiones en el ámbito de las finanzas personales; el problema radica cuando hay dolo y el objetivo es engañar. Nadie está exento de caer en una situación de esta naturaleza; sin embargo, sí es posible contar con parámetros para prevenirlo.

El engaño se facilita porque es fácil caer en el “canto de las sirenas”; esas promesas de grandes ganancias sin esfuerzo las cuales aprovechan la avaricia que nubla la resolución. Como ejemplo, basta señalar el fraude reseñado en El Financiero el pasado 14 de julio sobre la “flor de la abundancia” que ha estafado a miles a través de las redes sociales.

El primer punto a considerar es que nunca hay “free lunch” y si una alternativa te da un rendimiento elevado es por una circunstancia en particular. La referencia básica es observar las tasas de mercado y en particular la de Cetes a 28 días la cual nos da una idea del beneficio con el riesgo más bajo. En el caso de que te ofrezcan algo superior, deberán darte una aclaración al respecto.

Otra referencia es el crecimiento del Índice de Precios y Cotizaciones de la bolsa de valores, pues te muestra el resultado de una opción con posibilidades de obtener ganancias significativas, pero también pérdidas importantes.

Por tanto, un primer foco rojo sería que te hablen de rendimientos arriba de mercado sin una explicación clara del riesgo que estás incurriendo. Incluso, si se trata de un emprendimiento, las expectativas deberían ser soportadas por un plan de negocio que detalle de dónde saldrá el dinero.

Un buen ejercicio es corroborar la seriedad de quien propone la inversión auxiliándose con Internet. Además de investigar, saber si hay algún tipo de regulación por parte de las autoridades y cuál es la profundidad de las mismas.

Recuerda que tú eres el único preocupado por tu patrimonio y es fundamental revisar los contratos, porque ante un eventual engaño la posibilidad de recuperar algo está basado legalmente en lo firmado.

Es obvio que ante el caso de un fraude de una inversión financiera o de negocio, te darán información que puede estar manipulada, por eso un consejo primordial es nunca entrar a un esquema en el cual desconozcas cómo funciona.

Al tratarse de tu dinero, es preferible ser desconfiado, sobre todo si algunos de estos elementos se presenta.

Twitter y Facebook: @finanzasparami

Published in Diversos